domingo, 22 de febrero de 2009

Orígenes de la novela. Otro comentario post-túnel

A propósito de las teorías sobre la novela del -según nuestro autor- "crítico totalitario" Robbet-Grillet, Sábato, en su libro de artículos y aforismos El escritor y sus fantasmas, hace una "descripción del fenómeno novela: tal como es, tal como la historia lo muestra". Propone Sábato cinco puntos:
1, Es una historia (parcialmente) ficticia. Puesto que en Guerra y paz también hay historia verdadera.
2, Es un tipo de creación espiritual en que, a diferencia de la científica o filosófica, las ideas no aparecen en estado puro, sino mezcladas a los sentimientos y pasiones de los personajes.
3, Es un tipo de creación en que, también a diferencia de la ciencia y la filosofía, no se intenta probar nada: la novela no demuestra, muestra.
4, Es una historia (parcialmente) inventada en que aparecen seres humanos, seres que se llaman "personajes"; aunque según la época, el gusto y la mentalidad de su tiempo, esos personajes o caracteres van desde corpóreos y sólidos seres que se parecen mucho a los que vemos en la calle hasta transparentes individuos a veces designados por misteriosas iniciales, que sólo parecen portadores de ciertas ideas o estados psicológicos (Kafka).
5, Es, en fin, una descripción, una indagación, un examen del drama del hombre, de su condición, de su existencia. Pues no hay novelas de objetos o animales, sino, invariablemente, novelas de hombres.

Yo, particularmente, me quedo con esta afirmación: "la novela no demuestra, muestra", muy adecuada para apostillar eso que venimos discutiendo sobre si caben o no los juicios morales pre- o pos-texto. Y haría notar también el esfuerzo por incluir a Kafka en el ambiente. Un poco más y se le queda fuera. Por otro lado, lo quiera o no Sábato, Robbet-Grillet convulsionó y redireccionó el adormecido cotarro novelístico con sus radicales propuestas. Muy siglo XIX entonces, y algo todavía, me temo. Aún hoy, a pesar de que sus obras, hay que decirlo, están algo olvidadas, resuena su eco entre las líneas de esas no-novelas que renuevan, o lo intentan, ese género, vivo todavía y enérgico gracias a propuestas como la suya.

Una pena no haber podido discutir esto in person el otro día. Pero bueno, ahí va mi aportación post, ay, aunque siempre estemos a tiempo para abordar cuestiones algo peliagudas como ésta...

*Una nota sobre Robbet-Grillet para posibles olvidadizos: Alain Robbe-Grillet (1922-2008) es el teórico del movimiento Noveau Roman y su más importante escritor. En sus novelas, de difícil lectura, los personajes carecen de cualquier tipo de análisis psicológico, la noción de tiempo cronológico se fragmenta y la descripción pura, geométrica y minuciosa, es la base principal de la narración. Entre sus novelas más importantes figuran El mirón, La celosía y En el laberinto. Robbe-Grillet también ha dirigido varias películas.


Paco

8 comentarios:

Chu dijo...

Tú siempre poniendo tareas... Jo! ¿Ahora, quién no se lée a Grillet?

Francisco Javier Torres dijo...

Olvídalo, Chu. no hace falta leer de momento a Grillet. Basta ahora sólo con tenerlo presente. Su lectura, ya lo dice la nota, es ardua, más bien un ejercicio artístico que un goce estético. Lo que dice Sábato sobre la novela es lo que deberíamos comentar. Y más vosotros, que habéis leído su Túnel, ya que yo no.

Mercedes dijo...

Ay, no me pongan falta, por fa.
Yo es que ando en una etapa de mi vida en la que, ahora que puedo, hago lo que me viene en gana. Ya sufrí el castigo de las monjas en su tiempo, el de la maduración impropia y el picor de las avispas. Así es que, si el tribunal me lo permite, quiero decir en mi defensa que llevo vida de sulfista (bastante he tenido con ser maquinista cuadriculado de tren).
El día doce me viene bien para la próxima reunión. Es que me voy de vacaciones el uno y no sé cuándo volveré (ahora viajo en tren y que me lleven...). Pero ese día creo que estaré de vuelta.
Un beso rebelde (sin causa).
Por cierto, ¿quién le ha puesto anuncios al blogs? Me sale una página de publicidad... ¡No me gusta la pulicidadddddd!

Francisco Javier Torres dijo...

A este tribunal le parece bien, muy bien, superbien incluso, que haga buesa merced doña Mercedes, hija, lo que le plazca, faltaría más. Lo que ya no tanto, y lo entenderá sin duda usted, es que dejar compuesto el capítulo, en un oscuro túnel de difícil abordaje sin su luz ni su guía, constituye flagrante delito de irresponsabilidad. Cúmplase pues la voluntad de este tribunal. Dictamos pues condena, si bien atemperada teniendo en cuenta las claras muestras de arrepentimiento que muestra la procesada, ineludible y en firme en cuanto a que la descarriada deberá escuchar la discografía completa de la referida Rita Irasema y hacer luego un resumen de las líneas de fuerza de esta renombrada autora. Procederá por último a exponerlas sucintamente en plaza pública. Así lo ordenamos, firmamos y mandamos. En el día del señor de tal día como hoy.

Mercedes dijo...

Pero... ¿Puedo hacer una llamada de teléfono? ¿Contactar con mi abogado...?
Yo el túnel lo dejé donde estaba, palabrita. Si alguien no encontró la salida ya es cosa suya; que no lo voy a poner yo todo ¿no? En fin, que para otra vez, ya sé que tengo que rezar cinco padre nuestros, tres ave marías y comprar una piruleta para cada miembro del tribunal. Ahora voy a confesarme. Pero que conste, que alguien no se ha leído el libro y eso también tiene que constar en acta ¿eh?
Besos y jamones para el tribunal (a ver si hay suerte y me absuelven...)Jozú, cómo se pone...

Dorotea dijo...

Pido clemencia, señoría, para mi defendida, que por despistada y rebelde puede que se merezca algún castigo, pero nunca la audición, forzada encima, de la discografía de la tal Irasema, Rita, que no creo que haya quien lo aguante sin enloquecer para siempre jamás. Situación esa, que si se diese, no nos convendría ni a la tertulia ni al Desván de la Memoria ni asu escogido círculo de amistades entre las cuales me incluyo.
Un beso conciliador.

Francisco Javier Torres dijo...

Dictado se ha sentencia en firme. Cúmplase la susodicha. No ha lugar apelación.

Chu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.