sábado, 4 de abril de 2009

Sobre Eduardo Mendoza

RESEÑA BIOGRÁFICA:

Eduardo Mendoza nació en Barcelona el 11 de enero de 1943. Su padre era fiscal y su madre ama de casa. De niño Mendoza quiso ser torero, explorador y capitán de barco, pero en su familia había una gran afición a la literatura y esto influyó algo en su futura vocación como escritor.

Entre los años 1950 y 1960 estudió en el colegio religioso de los Hermanos Maristas. Terminó sus estudios de Derecho en 1965. En este mismo año viaja por varios países de Europa. Un año más tarde va con una beca a Londres, donde en teoría está un año estudiando Sociología en la Universidad. A su vuelta trabaja como abogado en el caso de la "Barcelona Traction" y en la asesoría jurídica del Banco Condal.

El 1 de diciembre de 1973 abandona Barcelona y se va a Nueva York como traductor de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En la primavera de 1975 aparece en España su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, cuyo título original, Los soldados de Cataluña, provoca el recelo de la censura franquista. Unos meses después muere Franco, y el libro se convierte en el pionero de un cambio que la sociedad española va a iniciar justo en ese momento. La verdad sobre el caso Savolta es la primera novela de la transición democrática. La primavera siguiente recibe el Premio de la Crítica.


Obras:
La verdad sobre el caso Savolta (1975)
El misterio de la cripta embrujada (1979)
El laberinto de las aceitunas (1982)
La ciudad de los prodigios (1986)
Nueva York (1986)
La isla inaudita (1987)
Barcelona modernista (1989)
Sin noticias de Gurb (1990)
Restauración (1990)
El año del diluvio (1992)
Una comedia ligera (1996)
La aventura del tocador de señoras (2001)
Baroja, la contradicción (2001)
El último trayecto de Horacio Flato Dos (2002)
El asombroso viaje de Pomponio (2008)

La Visión del Archiduque (Pincha en esta dirección para ver algunas ilustraciones de Eduardo Mendoza):
http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/mendoza/vision.htm

El club de los desarraigados
Mendoza se ha confesado miembro de ese extraño Club de Desarraigados en el que los funcionarios internacionales forman una célula particular. Con un sueldo decoroso y cierto bienestar material, el funcionario que deambula por ciudades como Ginebra, Viena, Estambul o Nueva York es, de todas formas, un marginal que vive en contacto con otros marginales. Ese mundo, de indiscutible atractivo, puede llegar a convertirse en caldo de cultivo de la inestabilidad, cuando uno ya no sabe muy bien quién es, ni dónde está, ni qué idioma habla. Por suerte para sus lectores, el escritor catalán ha conseguido sacar provecho a su peregrinaje. Decidió renunciar a su profesión nómada cuando empezó a intuir, aun sin estar del todo convencido, que se podía vivir de la literatura.

Afinidades electivas.
A pesar de las apariencias, Eduardo Mendoza no es ningún solitario. Está casado y tiene dos hijos; durante años mantuvo una intensa relación con los novelistas Juan Benet y Juan García Hortelano, así como con el poeta y académico Pere Gimferrer, que ha sido el editor de casi todas sus obras en España. Se le puede ver lo mismo en actos cívicos que en celebraciones oficiales, aunque prefiere los primeros a las segundas. A menudo, desayuna con su vecino Félix de Azúa, con quien comenta, no siempre de manera pacífica, los titulares de la prensa.

Un cosmopolita de Sarriá
Mendoza ve su ciudad natal como sólo alguien que ha pasado años fuera de ella es capaz de apreciar: comparándola: "Porque he nacido aquí y hace cincuenta años que veo su evolución. En una ciudad todo es anónimo, y las cosas funcionan de una manera muy poco humana, que es, al mismo tiempo, la más humana de todas. Barcelona y yo hemos formado un matrimonio que ha ido muy bien. Hemos tenido hijos muy sanos y fuertes. Pero mi intención no era esta. A mí lo que me interesaba era lo que sucede en la ciudad. Así, en genérico".

En Nueva York
Este interés particular por lo urbano tiene algo que ver con los diez años que el escritor pasó en Nueva York. Allí se largó aburrido de una Barcelona triste, que esperaba el cambio, pero sin saber cómo ni cuando iba a llegar: "Cuando llegué a Nueva York en 1973 parecía que era el infierno, la gente sólo veía al navajero o al violador. Cuando me fui, años después, eran las mismas calles, el mismo índice de criminalidad, pero la gente iba como si fuera al Trianón. Barcelona era un buen ejemplo de ciudad, dio la batalla de la modernidad y creo que la dio bien".

Premios
.Premio de la Crítica, por La verdad sobre el caso Savolta, 1975
· Premio Ciudad de Barcelona, por La ciudad de los prodigios, 1987
· Mejor libro del año revista Lire, por La ciudad de los prodigios, Francia 1988
· Finalista Premio Grinzane Cavor, por La ciudad de los prodigios, Italia 1988
· Finalista Premio Médicis y Femina, por La ciudad de los prodigios, 1988
· III Edición del Premio de Lectoras de la revista Elle, por El año del diluvio, 1992
· Premio al Mejor Libro Extranjero, por Una comedia ligera, Francia 1992
Curiosidades
· Mendoza escribe las novelas en castellano y las obras de teatro en catalán.
· La verdad sobre el caso Savolta inicialmente se titulaba Los soldados de Cataluña , no fue muy bien recibida cuando España se encontraba en los últimos días de la dictadura franquista.
· Mendoza es también ilustrador. En 1992 publicó en el diario El País La visión del Archiduque. El texto iba acompañado de una serie de ilustraciones hechas por él mismo, mezcla de caricatura y dibujo.
· Su biblioteca no es muy grande y le gusta guardar pocos libros. Sólo aquellos con los que tiene una relación afectiva o los que espera volver a leer.
· Relee permanentemente la Biblia y las obras de Shakespeare.


Chu.


9 comentarios:

Mercedes dijo...

"Sin noticias de Gurb", uno de sus libros más conocidos, ha representado para mí un antes y un después; tanto en lectura como en escritura. Me ha parecido una obra tan divertida, ingeniosa y arrolladoramentesurrealista que he pensado eso que nos identifica a los escritores con lo que admiramos: ¿por qué mierda no se me ha ocurrido a mí escribir eso?, je-je.
Un libro con un estilo distinto y del que pienso aprender lo que me falta para ser una buena escritora (que es muuuuucho).
Besos desde Júpiter y abrazos de yaoscontaré.

Chu dijo...

Divertidísimo, Mercedes, estoy contigo.

Una cosa muy importante, que me inquieta:
¿Os habéis fijado en la fecha de la próxima tertulia?
16/04/2009

Hago hincapié, porque el pasado jueves se barajaron varias fechas posibles y creo que se dijeron todas menos ésta, que es justo la que es.
Sólo para que quede claro y si nó, para que me lo aclaréis.

Un beso permanente, con tinte de caoba.

Jose Manuel dijo...

El 16 es muy pronto con la semana santa por medio y las visitas de la familia , no va dar tiempo a leer reposadamente el libro.

Chu dijo...

Propongo el jueves 23, (Día del libro), pero retrasando la tertulia meria hora porque esa tarde tengo narraciones, y no creo poder llegar antes.
Por cierto, el que quiera venir está invitado, serán en el Arroyo.

Un beso

Efectivos del asteroide dijo...

Secundo la sugerencia de Chu. Me vendría bien el día 23 de Abril a las 9 por la misma razón...
¿Os parece bien?
Un abrazo,
Dorotea

Francisco Javier Torres dijo...

No está mal retrasarla, en efecto. El mendaz, digo Mendoza, es gordo, el tiempo corto, ay. Disfrutad pues, mientras podáis, la SS (la SS, ¡cielo santo!) como dios manda, más o menos como proponía Emilio. Que el Altísimo os acompañe estos días.

Chu dijo...

¿Los demás no dicen nada?
¿Quedamos entonces en que la próxima tertulia será el jueves 23 a las 21h?

¡Arriba, el Cautivo!

Anónimo dijo...

Me parece bien el día 23 a las 21:00. Siendo el día del libro, ¿qué día mejor para una tertulia literaria?

Por cierto, como seguramente sabéis, el 23 de abril era costumbre en Cataluña regalar un libro a los chicos y una rosa a las chicas. Hoy día, uniendo el afán de igualdad entre géneros y el afán de lucro de las editoriales, se ha optado por regalar un libro y una rosa a todo el mundo.

¿Qué os parece si adoptamos esa costumbre?

Tomando tal cual la lista de nombres que aparece en el Blog, sugiero esta lista de regalantes y regalados:

José Manuel regala a Emilio
Emilio a Minervina
Minervina a Antonio
Antonio a Ignacio
Ignacio a Mercedes
Merceces a Dorotea
Dorotea a Paco
Paco a Chu
Chu a Archi
Archi a José Manuel

Bueno, si os parece bien avisad. Y si alguien no viene (¿Mercedes?), que avise para saltarlo.

Besos
Ignacio

Chu dijo...

¡Vale, vale, un regalito "sorpresa"!
¡Qué ilusión!
Yo me apunto.